jueves, 4 de marzo de 2010

Avatar no estaba tan mal

Y finalmente, un día me pasó algo espantoso. Tan, pero tan espantoso, que me da miedo postearlo.
Me di cuenta de lo bien que me llevo con todas las madres que caen dentro de mis odiadas categorías, de las que hablo acá, y acá, y acá.
Si me siguen demostrando que estoy equivocada en mis (pre) juicios, voy a cerrar el blog.
O a sacar a mi hijo del colegio, ambas opciones consideradas al mismo nivel, en importancia y trascendencia.

3 comentarios:

Crónicas Urbanas dijo...

Hola PDT:
Já, buenisimos los post esos, no los había leído...
Matan, la verdad con la verdad. Me reí mucho.
Que manera de observar.
Perdón pero estoy fuera de onda, asique no te rías: cuál es la Bond Street?
O será Alem stress?

Rochitas dijo...

Cerrar el blog está prohibido.
Siempre es bueno recapacitar, cambiar, y aparte lo asume :P
La primera impresión no siempre es la que vale.
Acuérdese de mis cajotas en el espacio de residuos :P
¿O habrá sido la acertada? :o

La Peor de Todas dijo...

Crónicas Urbanas, la Bond Street es una celebérrima galería con entrada por Avenida Santa Fe Y por Rodriguez Peña, situada justamente en esa esquina de Barrio Norte, Capital Federal, Buenos Aires ;-)
Caracterizada por sus "antros" rockeros, tattoo centers, locales de música, caricaturas y animé, es lo más parecido que tenemos, made in Argentina, a la mucho más conocida Bond Street londinense!

Rochitas... mmmm.. Siempre parece haber una nueva opinión que contradice o apoya las primeras impresiones! Difícil saber con cuál criterio quedarse, a veces ;-)