domingo, 21 de febrero de 2010

Perversiones II

Hacer cola en cualquier lugar es de lo más perverso que hay, y más si no tenés el ipod y no te queda otra que aguantar parada y con la mente en blanco (cosa que ya de por sí despierta mis pensamientos más perversos), pero qué me dicen de la gente que está justo adelante tuyo en la cola y no sabe mantener un silencio respetuoso, y se da vuelta y te impone sus comentarios quejosos sobre la lentitud de la cola y la idiotez de la cajera, y una que por ser civilizada y no parecer un monstruo tiene que poner cara de comprensiva o de fastidio empático o de ama de casa apurada, cuando en realidad lo último que una quiere es poner cara de nada, ni darle charla, ni compadecerse de la que está adelante, que todavía encima lleva en el carrito productos inverosímiles como galletitas Frutigran (comida para los animalitos del zoo envuelta en papel más lindo), que siempre pensé que eran de gente masoquista o anoréxica. Y sumamente perversa.

9 comentarios:

Petardo Contreras dijo...

Comparto lo de las colas y hasta el famoso suspirador colero, pero te metes con las Frutigran y te metes conmigo!

Rochitas dijo...

Y LAS FILAS EN LOS CAJEROS?
Y EL CRUJIR DEL POCHOCLO EN LOS CINES?
YO TENGO EN MI ESCRITORIO CAJOTA DE BARRITAS CEREANOLA NARANJA :(

Crónicas Urbanas dijo...

Hola:
Sigue... sigue... escribirás un decálogo de perversidades. Qué buena tu descripción, de veras cansa se solo leerla. Te abate. Que aguantes a alguien invadiendo tu espacio íntimo es ya una especie de tortura.
Una cola la imagino en la antesala del Infierno o del Cielo,lo mismo da, si es que existe tal cosa.
Además resulta que siempre en "tu" cola ocurre un contratiempo, cualquiera ya sabes.
La expresión de Contreras: "suspirador colero"... es muy buena!

menoscuerda dijo...

Presisamente el domingo se perdió el personal de verdulería del super al que fui. Allí estaba yo en la fila con mi cebolla, si una put...cebolla y haciendo fila por el maldito tipo que no aparecía por ningún lado pese a las llamadas que le hacían. La pareja que estaba delante de mi me empezó a hablar y...no pude evitar mi cara de culo. Como siempre tampoco pude evitar mirar su carrito...1 litro de leche descremada, cereales sin azúcar, galletas de arroz, una caja de té. Infelices! Una vez que saliéramos del super mi cebollita y yo compartiríamos una pizza que nos iba a partir la boca y ellos...pensemos que se partieron la boca entre ellos :)

La Peor de Todas dijo...

Petardo, sabía que al meterme con las frutigran me metía con medio mundo, pero uno tiene que ser fiel a sí mismo! ;-)
Rochitas, odio las barritas de cereal también!! jaja!
Cronicas Urbanas, la ley de Murphy se hace una fiesta con las colas! Los contratiempos son siempre en la de una, y si te cambiás de cola se cambian los contratiempos contigo!
Menoscuerda, qué alegría ver el carrito de infelicidades de la pareja! Es el tipo de persona que le mete los cuernos a su novia con la secretaria porque es más flaquita, jaja!

Gata Flora ♥ dijo...

Me revientan las colas y sus charlas. Pero creo q las peores son la de los bancos y los rapipagos. Las viejas son pateticas al entablar conversaciones. Por so siempre llevo mi mp3 y chau, si me hablas no te oigo. Voy a comprar las Frutigran, a ver si sirven de alimento para mi loro.


Besos!

Rastroenelcamino dijo...

Comparto.
Es detestable tener que responder al comentario de la signora de adelante o de atrás con un gesto de comprensión.

asi que bueno... dijo...

yo a veces no les contesto. Posta.

May dijo...

JAJAJA yo no soy anoréxica, masoquista quizás y entonces tal vez perversa... amo las frutigram !!!