jueves, 1 de octubre de 2009

Zen no es redituable

A veces está bueno escaparle al conflicto. Como cuando te salís de la vaina por contestarle una barbaridad a tu novio porque se la merece, y en cambio prendés la tele y te colgás con una serie, y cuando te acordás de nuevo no era tan grave lo que había pasado. O como cuando una amiga te dice algo horrible y te ofendés, pero por adentro la perdonás y decidís hacer de cuenta que nada, porque la amistad lo vale. O cuando tu ex marido te dice que te vayas a la mierda si le pedís un ajuste de la cuota de alimentos, y vos en vez de llamar al abogado te quedás tranqui y pensás que a la larga ya se va dar cuenta. Y te agarrás de eso, de que a la larga todo el mundo se da cuenta, porque sino vas y rompés todo. Y está buenísimo sentirse zen y bajo control.

Pero después de un rato te das cuenta de que te quedaste con las ganas. Del conflicto, digo. De romper todo. Es como si ahora tuvieran dos deudas con vos, una por lo que pasó y otra porque no rompiste todo. Y te preguntás cuál es el premio de ser zen.

8 comentarios:

e dijo...

nena sos graciosa ahora te digo yo lo que pienso de la postura zen.... ´primero que el hecho de que uno adopte esa posicion ridicula y mentirosa no te hace relajada y mucho menos ganadora de una batalla, hay veces que lo mejor es controlarce pero discutir el tema en cuestion no sacarle el culo a la jeringa fumandose algo o tomandoce un vinacho... me cachas? te quiero. E

Peor de Todas dijo...

No te hace relajada pero te ayuda a tener mejor calidad de vida en tus relaciones, ja! No es necesario romper todo siempre, thats the point...

Rochitas dijo...

EXCELENTE reflexión. Muchas veces la postura, si no es genuina, nos perjudica más de lo que nos favorece.
Vuelvo por más ;) ya recorrí otros post que bastan para asegurárselo.

Anónimo dijo...

a mi me cuesta demasiado ser zen.....en vez, se me salen zen garbatos por segundo cuando me empieza la taquicardia de la violencia......

Peor de Todas dijo...

La taquicardia de la violencia es genial!!! Es como calentar los motores, o ponerse los guantes antes de subir al ring! jaja!

SANTIAGO dijo...

guardás y guardás hasta que en algún momento quedás sitiada por la mierda acumulada, y la terminás vomitando sobre quien menos se lo merece. soy de los que creen que hay que ser un poquito bulímico con las cosas que uno se traga.

Anónimo dijo...

Jajaj! Tal cual. Yo no suelo ser "zen," pero creo que mi marido (que es, de hecho, budista, aunque tibetano, no zen) tiene razon cuando dice que la catarsis no sirve. Aunque no se, escribo esto y pienso que a veces, haber gritado un buen "anda a cagar!" fue altamente terapeutico, jaja! La de OZ

La Peor de Todas dijo...

Absolutamente, La de Oz. No sólo no sirve la catarsis, sino que además después hay que arreglar todos los platos rotos! ;-)