miércoles, 7 de octubre de 2009

Old habits die hard

Y no es que si te muestran todo, se te va a la curiosidad. Noseñor, eso es mucho más aburrido y arruina todo el juego. Porque quién puede describir la emoción de revisar un celular o un resumen de la tarjeta de crédito, la taquicardia maravillosa al encontrar una carta en el fondo de un cajón, arrugada y llena de polvo, la adrenalina de descubrir una caja llena de fotos de sus ex (con suerte, gorditas y con peinados ochentosos), o de dar en la tecla con el password de su mail? De eso se trata todo, del juego, de ser sherlock por un rato.
Porque cuando te abren todas las puertas ya no es divertido. Es como que te dicen "ya sé que tenés un problema, adelante, mirá todo", y de repente te sentís la peor de todas. Qué sherlock ni nada.

5 comentarios:

Rochitas dijo...

no hay como la password ...
y ojalá, si de fotos se trata sean ochentosas y espantosas, sino es para que oficie el comparativo y está todo más que mal.
Ni que hablar si no hemos recibido una carta que le haga mínimo competencia a la que arrugada encontremos en el fondo del cajón ;)

Anónimo dijo...

todo bien... hasta que nos descubren nuestro password y nuestras fotos del pasado y ahi si que es un acto repudiable y de cuestionamientos filosoficos!!!! jaja
sor

Peor de Todas dijo...

Por Supuesto! Cómo se les ocurre caer tan bajo?! jijiji

asi que bueno... dijo...

Todo bien, pero cortala.

Peor de Todas dijo...

asi que bueno, me preocupa que piense que esto es de la vida real! Esto es un blog! Por lo tanto, un compendio de situaciones de todas las vidas en general y de ninguna en particular! ;-)