jueves, 24 de septiembre de 2009

Malditos onanistas II

Estaba releyendo mi post anterior y me di cuenta de que ese día selló para siempre mi destino. Fue como una metáfora anticipatoria. O una advertencia premonitoria.

Cada vez que me aburro, que reviso, y que meto la manito donde no debo, me pasa algo ho-rri-ble.

Pero siempre. Lo juro.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

jaja me rei mucho! muy bueno!!!!

Anónimo dijo...

Jajajaja!!!! Qué espanto!!! Esa no la sabía!!! Y bueno nena...ya sabés, la manito quietita nomás!!!!

Peor de Todas dijo...

O aburrirse menos...! jaja!