miércoles, 26 de octubre de 2011

Dejá vu de los sentidos

Cuando estaba embarazada pasé los primeros 4 meses sintiéndome pésimo, con asco y dolor de cabeza. Nada de eso es novedoso (I know), pero lo particular del caso es que hay música que escuché en esos meses que cuando vuelvo a escucharla ahora me siento de nuevo igual de mareada y asqueada. Hay varios temas que se me arruinaron para siempre, como Fire with fire de Scissor Sisters (me provoca náuseas automáticamente en cuanto empieza el organito) o Solo un momento de Vicentico.
Es un poco como comer nísperos o pensar en nísperos si cuando eras chica te empachaste de nísperos una tarde con tu abuela en el campo y terminaste vomitando toda la noche.
Nunca más nísperos.

3 comentarios:

Crónicas Urbanas dijo...

Hola P.:

El título es exacto "a lo PDT".

Es un pequeño síntoma relacionado con un "sindrome post-traumático", el que te hace relacionar lo que contás.

Los hay muy graves, más serios y complejos.

En realidad es un reflejo inconciente que nos advierte evitar algo, que nos resultó desagradable o nos hizo tener una mala experiencia.

Para comprobar la veracidad del "dejà vù": quedar embarazada again, y no largar los nísperos de la abuela.

Suerte.
D.

La Peor de Todas dijo...

Crónicas, me pareció sumamente instructivo e interesante tu aporte! Ya mismo estoy relacionando otros pequeños síntomas que acarreo, fruto de experiencias no enriquecedoras a lo largo de los años, jaja.

Crónicas Urbanas dijo...

Las noches de alcohol no cuentan...