domingo, 11 de septiembre de 2011

De Construyendo

No es que tenga una identidad muy clara, ni que siempre haya sabido lo que quería. Es solo que al estar con alguien, automáticamente sabía que quería lo contrario.
A los 15 años tuve un novio rockero, que curtía boliche under y bermudas grunge: en poco tiempo me convencí de que en realidad lo me gustaba era el pibe canchero con jeans, alpargatas y medio nabo, el chico bien. A mi novio lo volví loco con el look, lo perseguí con los cortes de pelo y la afeitada diaria hasta que no dio para más. Él no cambió y yo tampoco. A los 3 años lo dejé por un estudiante de ingeniería.
Durante años creí que con el ingeniero teníamos todo en común, hasta que me pareció aburrido, estructurado, y me di cuenta de que necesitaba otra cosa: después de pasearlo por un par de recitales lo cambié por un chico de barrio, que curtía la birra y los Redondos. A ese lo traté de encaminar hacia el estudio porque me pareció demasiado vago: le insistí para que dejara el laburito de mensajero y se metiera a estudiar cocina, que era lo que le gustaba.
Después vinieron un par de personajes para el olvido, y cuando empezaba a sentir que no iba a encontrar nunca a la persona que no tuviera que cambiarle nada, llegó él. Y no es que no tenga nada para cambiarle, sino que es la primera vez que quiero cambiar yo para que no hayan más cambios.

20 comentarios:

Rochitas dijo...

y si es así de cocorita, y como de verdad y planetariamente sé que es, más vale que trabaje ese modo de "inconstancia" caprichosa, para evitar futuros nuevos avatares.
El encuentro es onírico :P

Anónimo dijo...

me reí mucho imaginandome al "de bermudas grunge" con alpargatas, alguna vez lo lograste?
Si es la primera vez que no queres cambiarle nada, entonces dejado invitar a TODOS SUS AMIGOS al sacramento de la chica y no lo tortures!
Besos miles
LG

Crónicas Urbanas dijo...

Hola PDT:

Una pregunta:
¿El nombre de ÉL... se lo cambiaste?

Me refiero (ej.), si le dicen Lucho ponele, ¿vos le decís "Luciano"?

La Peor de Todas dijo...

Querida Rochitas: en eso estamos, trabajando la inconstancia! Pero... hay algo mejor que los "avatares" que hemos tenido?? ;-)

LG: Jamás lo logré! Si yo era dura, él era peor! Lo máximo que logré fue que cambiara la remera de Soundgarden por una camisa para ocasiones de máxima importancia... :-P

Crónicas: Qué bueno leerlo de nuevo! Y le comento que no, que no se lo cambié: lo conocí como el Chino, y Chino quedó para mí nomás... :-) Eso qué dice de mi persona?

don vito andolina dijo...

Hola, preciosas letras van desnudando la integral belleza de este blog,si te va la palabra elegida, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos nómadas...

Crónicas Urbanas dijo...

Nada en particular, sobre vos.
En general, la mujeres lo primero que te cambian es el nombre.

Me alegra leerte de nuevo, che.

Ahora, atendé a Don Vito Andolina que te espera con Los Buenos Muchachos.

Beso.
D.

Escribir es seducir dijo...

EN MI BARRIO ESO SE LLAMA AMOR

LINDO RELATO

SE NOTA QUE POR FIN HUBO UN ROTO PARA UN DESCOCIDO

SALUDOS

Trapitos al Sol. Indiscreciones de una empleada doméstica dijo...

¿y si vos también estás bien así como estás?

la MaLquEridA dijo...

Si quieres cambiar eso quiere decir que te has enamorado, no cambies porque si se enamoró de ti es por como eres.


Saludos.

Anónimo dijo...

jaja. No tengo nada que aportar a tu genialidad, salvo remarcar eso: que sos genial.
La de OZ

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Salomè dijo...

te leo
y te acabo de linkear en mi blog para no perderte de vista,saludos!

Salomè dijo...

no conocì ningùn ing que no fuera estructurado..

Anónimo dijo...

este es un problema común de toda la humanidad, responsable de la gran tasa de fracasos en relaciones.
No nos conocemos todavía bien a nosotros mismos y ya queremos cambiar al que esta a nuestro lado, sin percatarnos de que somos nosotros los responsables de la elección,del error si existe tal.
Las cosas que no te gustaban de ellos, ya estaban allí antes de que los eligieses como victimas.
Por que elegir a alguien para "moldearlo"? no es mejor seguir buscando....

karrlamkass dijo...

Hola me gusta tu Blog, buen trabajo.