martes, 19 de julio de 2011

Soy una mujer adulta

Con el pie derecho hamaco el cochecito de mi hija, que me mira fijo para advertirme al primer olvido, con un gritito quejoso, que retome mi tarea (ella no espera, no comprende mis tiempos, mis ocupaciones de mujer adulta, mi necesidad de despegarme unos minutos de ella antes de volver corriendo a hamacar el cochecito). Mientras tanto estoy atenta al celular (soy una mujer adulta con muchas ocupaciones), que tiene que sonar en cualquier momento porque espero una respuesta a un sms. Confieso que no soy de esperar mucho: soy más bien de ésas que mandan un sms, esperan 3 minutos por reloj y llaman para preguntar por qué no hubo respuesta. Y sé que tengo que esperar porque eso es lo que hacen las mujeres adultas: esperan y tienen respeto y entienden los tiempos del otro.
Pero... esto de esperar, en silencio, con paciencia, civilizadamente, como esperan de uno.... se me hace, no sé cómo decirlo, desesperado. Quiero mi respuesta ya, no entiendo qué está haciendo el otro que no me contesta. Quiero que interrumpa sus ocupaciones y deje sus necesidades de adulto de lado, quiero que me conteste inmediatamente o mis gritos quejosos van a empezar a escucharse en cualquier momento.

6 comentarios:

Rochitas dijo...

Tanto tiempo pasó que hasta nació hijo nuevo, no lo puedo creer... Haría lo mismo, de no ser por mi sentimiento culposo, en algunas situciones, de sentir que el otro no reponde porque no quiere.

La Peor de Todas dijo...

Yo carezco de ese sentimiento, lo anulé convenientemente.

Anónimo dijo...

mujer adulta...tambien carezco de ese atributo =)
bienvenida de vuelta
sor

Anónimo dijo...

Me pasa lo mismo, no tanto con el sms sino mas con el email. Me EMPELOTA que no me contesten un email. Puedo esperar 24 horas, pero mas de 24 horas, me revienta! ps: que maravilla que volviste. se te extranaba!
La de OZ

Crónicas Urbanas dijo...

Hola PDT:

Qué bueno leerte de nuevo.
Si, esperar el "retorno" de un sms o llamada trae una cierta ansiedad.
¿Para qué tiene cel la gente, si no contesta?
O un clásico, para "despegarse" de otro/a es decir: "bueno... después te llamo". Ya cuando alguien te dice éso, cagaste.

Besos al bebé, hamaque y disfrute.

Beso.
Daniel.

Petardo Contreras dijo...

Nahhhhhhhh que hace VO por acá???!!
Retomando las tareas?
Abrazo Sra!