domingo, 1 de noviembre de 2009

Las mujeres son de Venus (y de Marte)

Tengo la ingrata sensación de que las mujeres nos alegramos tremendamente cuando sobresalimos en una actividad (intrínsecamente) masculina, pero no sucede lo mismo con los hombres y las actividades (so-called) femeninas.

Por ejemplo, yo me siento muy feliz si juego soberbiamente de 9 al fútbol con amigas, o si alcanzo el tiempo de mi novio corriendo 15 km, o si me meto a surfear a la par de mis amigos.
Pero por qué será que ningún hombre (heterosexual?) se siente particularmente gratificado si aprende a bordar un almohadón, a preparar con dignidad una ensalada, o a combinar con decencia y buen gusto la vestimenta de sus hijos?

10 comentarios:

Alicia en el pais dijo...

Porque nunca van a cocer un almohadón y esas cosas ...
y la verdad es que yo tampoco
ja ja
Mi feminismo me puede

La Furia de la Negra dijo...

Porque lamentablemente las tareas femeninas estan subestimadas, como si parir un pibe fuera tan facil como cambiar el cuerito de la canilla!!!

Rochitas dijo...

Una vez mas sabias conclusiones.

Peor de Todas dijo...

Las tareas femeninas están subestimadas... o temidas?

Anónimo dijo...

eso es generalizar no siempre es asi existen muchos hombres que les gusta cocinar o tienen muy buen gusto para la ropa y son hetersexuales, hay mujeres que odian jugar al futbol o mirarlo otras que si
Me apena que no hayas encontrado un hombre asi, ojala lo encuentres te deseo toda la suerte ;)

Peor de Todas dijo...

Anónima, mi terapeuta ya me había dicho que no se puede generalizar, podés leerlo en mi entrada Encuentros Terapéuticos II. No puedo con mi genio :-P

Anónimo dijo...

Ahi lo lei gracias!

Rochitas dijo...

subestimadas, y deben generar cierto temor ...

Anónimo dijo...

hasta a mi que soy mujer me aburre combinar ensaladas y cocinar y todo eso....hay de todo en esta vida....
frida

Anónimo dijo...

totalmente de acuerdo!! no se debe generalizar pero hay veces que no queda otra, no????a mi me divirtiò mucho el tema y es muy cierto, mi querido maridito aprendiò a hacer un huevo frito despues de muchos muchos años!!!!!!
besos, Zaino