lunes, 30 de agosto de 2010

Si me caso no miento

Me cansé de las convenciones. Pero me cansé en serio. La gente se empeña en arruinar todo lo que debería ser espontáneo y original, y sigue un manual de procedimientos para cada ocasión. No sólo eso, sino que se esfuerza en no saltearse ningún capítulo.
Por ejemplo, los casamientos. De qué se tratan realmente?
Me ponen de malhumor los brindis. Especialmente si son con foto, todos los borrachos exponiendo la copita amarilla como un trofeo.
Peor me ponen las tortas de boda. Me asquean a niveles inimaginables.
La liga, el cotillón, el ritual del ramo y el vals ni siquiera merecen ser mencionados.
El avioncito a los novios me despierta un conocido impulso de asesinato colectivo.
La despedida de soltero me parece caníbal y demodé, y la noche de bodas un cache total (sobre todo teniendo en cuenta que no hay más señoritas que se casan en estado virginal y que esperan con ansiedad y miedo la noche en que mancharán las sábanas de rojo).
Sin embargo, hay algunos clichés que me despiertan un cierto fetiche, y tengo que confesarlos para no faltar a la verdad.
Me encanta el anillo de oro.
Me encanta el vestido rojo que me puse.
Me encanta el novio.
Me encanta que vengan todos mis amigos y que todo gire alrededor nuestro.
Me encanta emborracharme y comer como una cerdita.
Me encanta el amor!
Listo, lo dije.

14 comentarios:

Petardo Contreras dijo...

Viste... en el fondo sos normal!

Petardo Contreras dijo...

A me cabe los viejos sacados, con vincha de corbata, la tía que esta medio ebria y cuenta cosas cagandose de risa, los infantes vestidos de gala con un plato.
Salute

Padma. dijo...

La vez que estuve a punto de casarme no podía pensar en nada, excepto en un vestidito guapo para mi. La parafernalia de alrededor me importa tan poco, no logro entrar en ésa ni entiendo las montañas de guita que se gastan. Lo más importante es el amor de "los contrayentes" (?) y es lo que mas se pierde de vista

Rochitas dijo...

¿VESTIDITO ROJO? YOU ARE THE BEST...
ENCIMA ATRAPO UN GEMELO. PASE LA RECETA :O

Anónimo dijo...

vestidito rojo INFARTANTE con un moño que parecia el mejor regalo que uno puede recibir!
creanme... I was there!!
=D

La Peor de Todas dijo...

Petardo, me deschavaste! ;-) jua!
Y los infantes vestidos de gala son un plato infaltable.

Padma, de eso se trata! :-)

Rochitas, si me hubiera visto se infartaba, con decirle que era de las oreiro... ;-)

Anónimo, usted sí que se deshace en elogios! I´m blushing =)

Ménage à Trois dijo...

que envidia por diorrr
cada dia que pasa veo que me pierdo de mas y mas cosas

María Beatriz dijo...

Qué bueno!!
Te felicito!

Saludos

Crónicas Urbanas dijo...

Hola PDT:

Lo último sonó como catarsis.
Te vuelvo a felicitar, pero por ser feliz, hacer feliz y vivir feliz.
El vestido es importante, eso del blanco en la mujer ya fue y nunca me importó.

Estamos juntado firmas para que publiques una foto con el vestido rojo, asi onda "la Negra", que no muestra la cara.

Me alegro mucho.
Beso.
Daniel.

Escribir es seducir dijo...

GENIAL POST!!!!!!!!!!!!!!! TODO LO QUE ENUMERASTE ES LO MEJOR DE LA FIESTA PERO POR SOBRE TODO COMPARTIR EL AMOR DE LOS DOS CON LAS PERSONAS QUERIDAS
FELICITACIONES
EXCELENTE DECISIÓN LO DEL VESTIDO ROJO HAY QUE INNOVAR

SALUDOS

Escribir es seducir dijo...

GENIAL POST!!!!!!!!!!!!!!! TODO LO QUE ENUMERASTE ES LO MEJOR DE LA FIESTA PERO POR SOBRE TODO COMPARTIR EL AMOR DE LOS DOS CON LAS PERSONAS QUERIDAS
FELICITACIONES
EXCELENTE DECISIÓN LO DEL VESTIDO ROJO HAY QUE INNOVAR

SALUDOS

Rossina Salcedo dijo...

ME SUMO A LAS FIRMAS DE DANIEL

Anónimo dijo...

Peor de todas: primero que nada FELICITACIONES --espero que las felicitaciones no sean parte de todo lo que te asquea s/los casamientos--

Concuerdo totalmente con tus percepciones. Sobre todo lo de tirar a los novios por el aire. Barbarico.

Como me gusta que te hayas puesto el vestido ese rojo.

Y que lastima que no te gusten las fotos, porque me hubiera encantado verte!

La de OZ

GC es un grande dijo...

yo me case de rojo ;), no hubo torta ni hubo brindis cual borrachos. Pero llevo con mucho orgullo mi anillo de oro blanco.