jueves, 29 de julio de 2010

La evolución de la especie

No es que vamos evolucionando, y que cada día aprendemos algo. No nos engañemos.
No "mejoramos" nuestras relaciones porque reconocemos nuestros errores, o porque valoramos otras cuestiones. No.

Lo que pasa es que depende de la suerte del que nos agarre: si nos embarcamos en una aventura con el caballo cansado, o con miedo a la soledad, o con el reloj biológico a punto de dar las 12, las cosas se facilitan muchísimo. Aprendemos enseguida a perdonar, a permitir, a mirar para el costado. De repente somos personas comprensivas, con una alta capacidad para amar y brindarse sin barreras, que valora al otro por lo que es y no intenta cambiarlo.

Pero a mí me siguen molestando las mismas cosas que a los 4 años, por más que me esfuerce en disimularlo. Y todavía no aprendí a valorar al otro por lo que es, sino por los intentos que hace por ser como yo quiero (lo cual es altamente meritorio si examinamos mis cláusulas y condiciones).

9 comentarios:

Ignacio Reiva dijo...

El verdadero problema de la evolución del hombre, es que es optativa. Un gran beso.

Ménage à Trois dijo...

yo creo que somos cada vez MENOS tolerantes a las cosas, cada vez mas cansados, mas desilucionados, nos ponemos mas barreras, cada vez mas miedos, y cada vez arriesgamos menos.
hasta que un dia...
uno puede patear el tablero y jugarsela por algo grande, aun sabiendo que puede hundirse bien hasta el fondo. eso es soñar. eso es estar vivos

Rochitas dijo...

PEORCITA, ud lo vaticinó desde el comienzo, antes del cruce a nado...
Voyeur, histérico y mentiroso (?) Por lo que a su post respecta, conserve a esa niña interior y no se lo plantee.
Y la espero aquí y allá también que estamos viendo su segundo planeta regente, saturno ;)
http://losmosaicosastrologicosderochitas.blogspot.com/2010/07/saturno-el-maestro.html

Crónicas Urbanas dijo...

Hola PDT:

Entiendo perfectamente.
Es tu forma de ver ese tipo de cuestiones.
Me hizo pensar en el manto de piedad que solemos poner sobre algunas.
No sé si es bueno.

Saludos.
D.

María Beatriz dijo...

No sé si llamarlo "evolución".
Diría que es una cuestión de sensatez:
Con los años te das cuenta que la historia del príncipe azul y la princesa rosa es falsa...

Y nadie cambia si no quiere hacerlo...

Muy interesante tu blog.
Te sigo...

Saludos

Rochitas dijo...

hoy releo su post, hagase cargo de su esencia y punto...
nada como serle fiel a uno mismo "uranita"...

Guerrero de luz dijo...

te sigo...



besos...

Rossina Salcedo dijo...

RENOVANDO...

La Peor de Todas dijo...

jajaja tarada, ya renové ;-)